ORACIÓN A LA VIRGEN MARÍA

Hagamos nuestra la oración que el Papa Francisco nos invita a rezar en estos momentos:

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos con la voluntad del Padre y a hacer lo que nos diga Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas, que estamos en la prueba, y líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita”. 

ORACIÓN

          Oración del Papa a la Inmaculada

                       8 diciembre 2014.

 

Oh María, Madre nuestra,

Hoy el pueblo de Dios en fiesta

te venera Inmaculada,

preservada desde siempre del contagio del pecado.

Acoge el homenaje que te ofrezco

en nombre de la Iglesia que está en Roma

y en el mundo entero.

Saber que Tú, que eres nuestra Madre,

estás totalmente liberada del pecado

nos da gran consuelo.

Saber que sobre ti el mal no tiene poder,

nos llena de esperanza y de fortaleza

en la lucha diaria que debemos realizar

 en contra de las amenazas del maligno.

Pero en esta lucha no estamos solos, no somos huérfanos,

porque Jesús, antes de morir en la cruz,

nos ha dado a Ti como Madre.

Nosotros, por lo tanto, a pesar de ser pecadores,

 somos tus hijos, hijos de la Inmaculada,

llamada a aquella santidad que en Ti resplandece

para gracia de Dios desde el inicio.

Animados de esta esperanza,

nosotros hoy invocamos tu materna protección

para nosotros, para nuestras familias,

para esta Ciudad, para el mundo entero.

Que el poder del amor de Dios,

que te ha preservado del pecado original,

por tu intercesión, libere a la humanidad

de toda esclavitud espiritual y material,

y haga vencer, en los corazones y en los eventos,

el plan de salvación de Dios.

Haz que también en nosotros, tus hijos,

la gracia prevalezca sobre el orgullo

y podamos llegar a ser misericordiosos

como es misericordioso nuestro Padre celestial.

En este tiempo que nos conduce

a la fiesta de la Natividad de Jesús,

enséñanos a andar a contracorriente:

despojarnos, a abajarnos, a donarnos,

a escuchar, a hacer silencio,

a descentrarnos a nosotros mismos,

para dejar espacio a la belleza de Dios,

fuente de la verdadera alegría.

¡Oh Madre nuestra Inmaculada,

reza por nosotros!

 

 

PREPARANDO LA NAVIDAD

Oración de Adviento

 

Ven, Señor, y levanta nuestros ánimos abatidos.

Ven, Señor, y enciende nuestras ilusiones marchitas.

Ven, Señor, y aviva nuestra caridad y nuestro compromiso.

Ven, Señor,

porque solo así podremos correr a tu encuentro

y facilitar el camino a los que te buscan sin saberlo,

y animar la marcha de los que caminan con dificultad,

y reunirnos todos, contigo, en tu Reino.

Ven, Señor, no tardes.

(De Eucaristía

ORACIÓN

Plegaria a la Sagrada Familia

 

Jesús. María y José,

en vosotros contemplamos

el esplendor del verdadero amor,

a vosotros, confiados, nos dirigimos.

 

Sagrada Familia de Nazaret,

haz también de nuestras familias

lugar de comunión y cenáculo de oración,

auténticas escuelas del Evangelio

y pequeñas Iglesias domésticas.

 

Sagrada Familia de Nazaret,

que nunca más haya en las familias

episodios de violencia, de cerrazón y división;

que quien haya sido herido o escandalizado

sea pronto consolado y curado.

 

Sagrada Familia de Nazaret,

que el Sínodo de los Obispos

haga tomar conciencia a todos

del carácter sagrado e inviolable de la familia,

de su belleza en el proyecto de Dios.

 

Jesús, María y José,

escuchad, acoged nuestra súplica.

Amén.

 

(Plegaria pronunciada por el Papa Francisco,

el 29 diciembre 2013).

ORACIÓN

«CON JESÚS EN LA BARCA DE PEDRO»

 

Jesús dormitaba, parte por el cansancio,

parte por el sueño, en la barca de Pedro.

El mar hinchó sus olas, el aire se hizo viento.

La barca parecía una cáscara,

y el miedo abrazó sus cuerpos.

 

«¿No te importa que nos hundamos?».

«¿No es tu barca, Jesús, la de Pedro?».

«¿No somos tu gente, tu Iglesia, tu pueblo?».

 

Iglesia sin Jesús, fracasada;

Iglesia, sin Pedro, desautorizada;

Iglesia sin los pobres, traicionada;

Iglesia sin Dios, frustrada.

 

Repítenos, Señor, de nuevo,

la pregunta que le hiciste a Simón.

Haznos «felices» por confesarte,

haznos «dichosos» como a Pedro.

Déjanos navegar contigo en tu barca,

cansados, heridos o entumecidos,

pero siempre discípulos nuevos.

 

Pedro Fraile

Oración en la fiesta de la Sda. Familia

ORACIÓN A LA SAGRADA FAMILIA

Del Papa Francisco, el 29 de diciembre 2013,

Jesús, María y José,
en vosotros contemplamos
el esplendor del verdadero amor,
a vosotros, confiados, nos dirigimos.

Santa Familia de Nazaret,
haz también de nuestras familias
lugar de comunión y cenáculo de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas Iglesias domésticas.

Santa Familia de Nazaret,
que nunca más haya en las familias episodios
de violencia, de obstinación y división;
que quien haya sido herido o escandalizado
sea pronto consolado y curado.

Santa Familia de Nazaret,
que el próximo Sínodo de los Obispos
haga tomar conciencia a todos
del carácter sagrado e inviolable de la familia,
de su belleza en el proyecto de Dios.
Jesús, María y José,
escuchad, acoged nuestra súplica.

 

 

INMACUALADA

Ninguno del ser humano
como vos se pudo ver;
que a otros los dejan caer
y después les dan la mano.
 
Mas vos, Virgen, no caíste
como los otros cayeron,
que siempre la mano os dieron
con que preservada fuiste.
 
Yo, cien mil veces caído,
os suplico que me deis
la vuestra, y me levantéis
porque no quede perdido.
 
Y por vuestra concepción,
que fue de tan gran pureza,
conserva en mí la limpieza
del alma y del corazón,
 
Para que de esta manera
suba con vos a gozar
del que solo puede dar
vida y gloria verdadera. Amén.