ARTÍCULO DE J.A.PAGOLA

CADA DOMINGO

Para celebrar la eucaristía dominical no basta con seguir las normas prescritas o pronunciar las palabras obligadas. No basta tampoco cantar, santiguarnos o darnos la paz en el momento adecuado. Es muy fácil asistir a misa y no celebrar nada en el corazón; oír las lecturas correspondientes y no escuchar la voz de Dios; comulgar piadosamente sin comulgar con Cristo; darnos la paz sin reconciliarnos con nadie. ¿Cómo vivir la misa del domingo como una experiencia que renueve y fortalezca nuestra fe?

Para empezar, hemos de escuchar con atención y alegría la Palabra de Dios, y en concreto el evangelio de Jesús. Durante la semana hemos visto la televisión, hemos escuchado la radio y hemos leído la prensa. Vivimos aturdidos por toda clase de mensajes, voces, noticias, información y publicidad. Necesitamos escuchar otra voz diferente que nos cure por dentro.

Continuar leyendo “ARTÍCULO DE J.A.PAGOLA”

CAMINANDO

Mateo 5,27-32

. Seguimos escuchando el Sermón del Monte, Jesús invita a sus seguidores a poner en práctica la utopía del amor evangélico como humilde levadura que producirá el cambio. Y lo explica con algunos puntos significativos: hoy los del adulterio y el divorcio.

. Hablando del adulterio, Jesús afirma la plena fidelidad conyugal en el amor. Es inmoral no sólo el adulterio consumado, sino también el deseo, el adulterio del corazón; para Jesús el deseo  equivale a la acción. “El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón”. El salto que da Jesús de los hechos consumados a las actitudes es de máxima importancia en la vida espiritual; no basta con evitar una acción mala, hay que evitar la misma actitud interior de la que el acto sale.

Continuar leyendo “CAMINANDO”

CAMINANDO

Mateo 10,7-13

Al hacer memoria de san Bernabé, el evangelio que hoy hemos leído en la eucaristía interrumpe la lectura continua, y nos presenta el relato del envío misionero que Jesús hace a sus apóstoles.

Jesús les ofrece una especie de “manual de instrucciones” básico para desenvolverse en su misión. De las varias recomendaciones, nos fijamos en dos:

1) “Proclamad que el Reino de Dios está cerca”. Es la tarea que les encomienda a los Doce. El mensaje que deben anunciar los enviados es el mismo que anuncia Jesús, el reinado de Dios que irrumpe con el poder de la liberación de todo mal qe afecta a la persona y a la familia humana. Es el anuncio de una presencia: El mundo está habitado por Dios.

2) “No llevéis en el cinturón ni oro ni plata…” Al igual que Jesús, los portadores del mensaje deben adoptar su mismo estilo de vida itinerante y pobre. Ser apóstol es imposible sin un estilo de vida pobre. Tal estilo confiere credibilidad y eficacia el anuncio del mensaje.

Continuar leyendo “CAMINANDO”

CAMINANDO

Mateo 5,17-19

Jesús y la Ley. Es un tema fundamental para determinar la actitud de Jesús ante la ley mosaica y también en las primeras comunidades cristianas. Los sacerdotes y escribas, así como los fariseos, habían hecho de la Ley un absoluto, un compendio de toda sabiduría humana y divina, y ponían el cumplimiento de la Ley como meta máxima.

. La mayor parte de los miembros de la primera comunidad cristiana procedían del judaísmo y eran herederos de esa visión de la ley. Por eso importaba mucho esclarecer la actitud de Jesús.

Jesús expone su postura frente a la Ley, la Torá. Primero en términos genéricos, incluyendo toda la Escritura, -la Ley y los Profetas-; después, en una serie de seis contraposiciones, -que las escucharemos en días sucesivos-Jesús nunca fue contra la Ley, pero fue mucho más allá de lo que la Ley proponía. “No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas, no he venido a abolir, sino a dar plenitud”.

Continuar leyendo “CAMINANDO”

CAMINANDO

Mateo 5,13-16

Jesús sigue perfilando el modelo de discípulo; si ayer, al proclamar las bienaventuranzas, señalaba que sus seguidores han de ser pobres, mansos, misericordiosos, amantes de la paz, hoy les presenta como sal, como luz.

La tradición bíblica ha visto en las propiedades de la sal -dar sabor y preservar los alimentos- un símbolo de la sabiduría. Para el evangelista, esta sabiduría es la Palabra de Dios, la Buena Noticia, personificada en la vida de los creyentes: “Vosotros sois la sal de la vida”.

Hoy, más que nunca, necesitamos dar sabor, dar testimonio, pues nuestra sociedad no responde a otros resortes, sólo reacciona ante el impacto del testimonio, y sin el testimonio de una vida cristiana la Buena Noticia se convertirá en una ideología más: habrá perdido todo su sabor. Continuar leyendo “CAMINANDO”

CAMINANDO

Mateo 5,1.12

. Hemos comenzado a leer el evangelio de Mateo con la proclamación de la Bienaventuranzas. El 29 de enero, el Papa iniciaba una serie de nueve catequesis sobre este texto y esta reflexión sigue la primera.  Decía: “Las bienaventuranzas contienen el «carnet de identidad» del cristiano -este es nuestro carnet de identidad-, porque dibujan el rostro de Jesús, su forma de vida”.

. Jesús, en este momento, se dirige a los discípulos, pero en el horizonte está toda la humanidad.

Se dirige a grupos humanos marginados, oprimidos, perseguidos, maltratados o, simplemente carentes de esperanza, y los presenta como modelos de discipulado. Los amigos de Jesús deben aspirar a ser así. Porque Jesús es también así.

Continuar leyendo “CAMINANDO”

ARTÍCULO DE J.A.PAGOLA

ABRIRNOS AL MISTERIO DE DIOS

A lo largo de los siglos, los teólogos han realizado un gran esfuerzo por acercarse al misterio de Dios formulando con diferentes construcciones conceptuales las relaciones que vinculan y diferencian a las Personas divinas en el seno de la Trinidad. Esfuerzo, sin duda, legítimo, nacido del amor y el deseo de Dios.

Jesús, sin embargo, no sigue ese camino. Desde su propia experiencia de Dios, invita a sus seguidores a relacionarse de manera confiada con Dios Padre, a seguir fielmente sus pasos de Hijo de Dios encarnado, y a dejarnos guiar y alentar por el Espíritu Santo. Nos enseña así a abrirnos al misterio santo de Dios.

Continuar leyendo “ARTÍCULO DE J.A.PAGOLA”

DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

Señor Presidente: Me es grato dirigirme a usted, a todos los miembros organizadores, y a los participantes de la Jornada Mundial del Medio Ambiente, que este año tendría que celebrarse de manera presencial en Bogotá, pero a causa de la pandemia Covid-19, se va a tener de forma virtual. Es un desafío que nos recuerda que ante la adversidad siempre se abren nuevos caminos para estar unidos como gran familia humana.

La protección del medio ambiente y el respeto a la “biodiversidad” del planeta son temas que nos conciernen a todos. No podemos pretender estar sanos en un mundo que está enfermo. Las heridas provocadas a nuestra madre tierra son heridas que sangran también en nosotros. El cuidado de los ecosistemas necesita una mirada de futuro, que no se quede sólo en lo inmediato, buscando una ganancia rápida y fácil; una mirada que esté cargada de vida y que busque la preservación en beneficio de todos.

Continuar leyendo “DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE”

CAMINANDO

Marcos 12,35-37

. Desde la entrada de Jesús en Jerusalén se plantea el tema del mesianismo de Jesús, que no respondió a las expectativas que el pueblo judío tenía al respecto. Si en días anteriores veíamos que los adversarios de Jesús le planteaban las cuestiones, hoy es el mismo Jesús quien desafía la autoridad de los maestros judíos. Estos enseñaban que el futuro mesías sería descendiente e hijo de David.

. Jesús no acepta, sin más, la filiación davídica: “Si el mismo David lo llama Señor, ¿cómo puede ser hijo suyo?”. No es el hijo de David, continuador de su reinado de poder, sino el servidor absoluto del pueblo al que va a liberar de su servidumbre, pero de otra manera.

. Sin entrar en otras explicaciones, el punto esencial del relato es la descalificación de los maestros judíos; Jesús evidencia que son incapaces de resolver el sentido de las Escrituras. Son incompetentes para ser guías religiosos.

Continuar leyendo “CAMINANDO”

CAMINANDO

Mateo 26,36-42

Esta celebración un profundo significado: Cristo Sumo y Eterno Sacerdote. Jesús nunca se proclamó a sí mismo como sacerdote, no tenía ningún título y no ejerció en el templo de Jerusalén; según nuestra terminología “era un laico”. Pero realizó todas las funciones del sacerdocio de una manera plena con su vida y sus palabras: santificar, ofrecer sacrificio, orar, purificar.

Es muy clara su misión de santificar durante todo su ministerio. Ofrece el sacrifico pleno al presentarse a sí mismo como víctima y sacerdote. Establece la nueva alianza que une a los hombres con Dios, y que realiza perfectamente la misión del sacerdote: ser puente entre los hombres y Dios y establecer esa relación entre la humanidad y su Señor.

Continuar leyendo “CAMINANDO”